La candidata y el pato (mareado)

Amaya Díez-Emparanza

Amaya Díez-Emparanza

Idas y venidas. Dice Amaya que hemos viajado criogenizados de regreso a la sede gracias al aire acondicionado de la Vito. No me he dado cuenta, pero creo que exagera. En el Ataria de Salburua, reserva de aves, el calor aprieta, aunque no tanto como en aquella horrible recepción municipal del Día de la Blanca, que rozamos la deshidratación y el desmayo. De eso hace algún tiempo. Ayer, bordeamos el límite del absurdo con la pregunta más loca de la semana: ¿Ya hemos comido el primer plato? Eso pasa por tener los pies en la tierra, las manos en el móvil y la cabeza en otra dimensión. No sabes si caminas en círculos, llamas en balde o piensas en exceso. Te lo has comido. Era pato… mareado. Menos mal que las candidatas tienen confianza y la demuestran ante las cámaras cuando toca cuestionar la ciencia demoscópica. ¿Las encuestas? No hagáis caso. Vamos para arriba… Y lo mejor es que es cierto.

Anuncios

Acerca de Óscar Torres

Suceso, casualidad, oportunidad, problema... Son tantas las acepciones de caso, que me vienen todas bien. Éste es 'El caso Torres', al estilo de las mejores novelas negras. Mi caso o ni caso, según convenga al visitante.
Esta entrada fue publicada en Todo lo escrito y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s