Magdalenas y billetes

Plato de magdalenas.

A Laura le salen las magdalenas mejor que a Christine Lagarde las previsiones.

El FMI está en plena forma. Se ha puesto a cocinar unas previsiones como el que hornea magdalenas y le ha salido que España va a crecer la tira, un 0,6%. Sí, un poco más de medio punto, que es tres veces más que lo previsto en octubre, y un 75% de lo que creceremos en 2015. Una fiesta, un despiporre. Como dice mi amigo Marcos, luego Christine Lagarde, que es la jefa del fondo, se ha echado un cigarrito. Aplausos generalizados. Yo me ahorro mi opinión porque quiero evitar las palabras malsonantes. La prensa amiga y enemiga se vuelca, el Gobierno sonríe, adiós a la crisis.

En estas estábamos, cuando llega la Comisión Europea y dice que ni con empleo se arregla esto. Por no aburrir con datos, lo que cuenta en un informe es que si estás en las últimas, aunque te pongas a trabajar no vas a salir de pobre, seguirás pobre de verdad en dos de cada tres casos. Vaya perspectiva. Se explica fácil, si cobras poco y mal y tienes en casa a mucha gente en paro, vas de cráneo. Dice la Comisión, a modo de conclusión, que hay que preocuparse también por la calidad del empleo, porque hay mucho trabajo temporal y mucha insoportable rebaja de sueldos. No sé si Durao Barroso fuma, pero el momento bien merecería otro pitillo.

Y luego nos extraña que haya emprendedores que quieran parar todo esto. En Toledo, un hombre de 60 años fabricaba todos los días 2.500 euros en billetes. Claro, eran falsos, pero eso es lo de menos una vez que has pagado con ellos. El ahora detenido es un experto en artes gráficas, un profesional de la impresión. Muy buen trabajo dicen que hacía, entre los diez mejores de Europa. La especialidad de la casa eran los billetes de 50 euros. Ya lo veo en Marterchef, con Eva González: “También tenemos muy ricos los de 100 dólares”. En los ratos libres, nuestro cocinero del dinero preparaba documentación falsa, por diversificar y entretenerse. La Policía, que no ve bien estas cosas, le ha echado el guante y con la Europol (un club de policías de Europa) ha desmantelado la red de colaboradores que distribuía la pasta por el mundo.

Ya sé que es delito, y que está mal, pero tengo debilidad por los falsificadores, me caen bien, mejor que la presidenta del FMI y el jefazo de la Comisión.

Anuncios

Acerca de Óscar Torres

Suceso, casualidad, oportunidad, problema... Son tantas las acepciones de caso, que me vienen todas bien. Éste es 'El caso Torres', al estilo de las mejores novelas negras. Mi caso o ni caso, según convenga al visitante.
Esta entrada fue publicada en Todo lo escrito y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s