Desfile de monstruos

Una pancarta, frente a una cárcel.

Una pancarta, frente a una cárcel.

El Instituto Nacional de Estadística elabora una cifra inimaginable de informes con encuestas, índices, indicadores, tablas… No puedo hablar de la utilidad de todos ellos, pero un paseo por su web nos da una idea del ingente trabajo que desarrolla, ignoro si con pocos o muchos medios. Una vez, llené medio depósito de gasolina con una tarjeta regalo del INE. No fue un caso de corrupción, fue la recompensa por apuntar pacientemente en unos cuadros los gastos domésticos durante un par de semanas. No me supuso mucho trabajo, porque casi todo en mi casa son gastos corrientes; corrientes y molientes, diría yo, una expresión que proviene del siglo XVII, relacionada con el estado de uso de los molinos. Si se presenta un agente del Instituto en su casa (avisan con antelación por carta), no lo eche a patadas, que su esfuerzo tendrá recompensa en forma de reconocimiento social o, tal vez, con una tarjeta-regalo.

El INE mide el paro en España, que ya es trabajo, pero también calcula a qué dedicamos nuestras horas del día. En un alarde de originalidad, el informe se llama Encuesta de empleo del tiempo, y creo que el último tiene fecha de hace unos años (2009-2010). Yo estoy ansioso por conocer los resultados del próximo, para ver qué hace tanta gente parada y si de verdad al público le interesan tanto las noticias sobre la meteorología, que también es tiempo, aunque atmosférico. En la última edición de esta encuesta ya se apuntaba un cambio de tendencia. Había subido 12 puntos el tiempo que dedicamos a las aficiones y la informática y había bajado en 25 minutos el destinado a las relaciones sociales, mal asunto.

“La atención a los medios de comunicación requiere mención aparte”, advierte la nota de prensa que explica los datos fundamentales de la encuesta. Según ésta, un 54,7% de personas prestaban una atención relativa a la televisión y la radio porque entraba en el capítulo de las  actividades secundarias. Vamos, que escuchaban y/o miraban mientras tiempo planchaban, preparaban un salmorejo, colocaban un parachoques o practicaban sexo. No creo que estas actividades sean compatibles con la lectura de la prensa diaria, así que he excluido este ítem de antemano.

Sumados todos, la cifra daba miedo. “El 93,5% de los residentes en España sigue los medios de comunicación durante una media de casi cuatro horas diarias”. Seguro que las cifras han cambiado en los últimos días. No acabo de creerme que la mayoría de los espectadores haya soportado el desfile de monstruos que nos enseñan las cámaras a la salida de las cárceles tras la razonable, aunque polémica, sentencia sobre la doctrina Parot.

La pantalla nos acerca al delito insoportable, al crimen sangriento, al atentado… Es el fracaso, o no, de la reinserción convertido en espectáculo. No hay miedo a abordar esta cuestión con un tratamiento que desprecia a las víctimas, que recoge sus declaraciones de hace décadas pidiendo venganza, destrozados, como habrán vivido hasta hoy mismo, pero en la intimidad. Son piezas periodísticas que exhiben a los asesinos, difunden sus informes psicológicos, banalizan sus peticiones de perdón. Y peor, quieren ser el preámbulo de un crimen nuevo, un prólogo a ‘ya lo advertimos nosotros’. Es el periodismo, otra vez, arrastrado al error.

Anuncios

Acerca de Óscar Torres

Suceso, casualidad, oportunidad, problema... Son tantas las acepciones de caso, que me vienen todas bien. Éste es 'El caso Torres', al estilo de las mejores novelas negras. Mi caso o ni caso, según convenga al visitante.
Esta entrada fue publicada en Todo lo escrito y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s