Minutos de la basura

Desconozco si tiene su origen en el baloncesto, pero de este deporte nos llegó hace años el término “minutos de la basura” (garbage time, dicen por allá). A mí, siempre me ha parecido de mucho desprecio para los jugadores que están en la cancha en ese tiempo que no sirve para nada. El concepto, que decía Pazos en Airbag, va en contra de la filosofía del juego, que viene a mantener que siempre hay tiempo para dar la vuelta a un resultado por muy difícil que se ponga el marcador. Yo lo he visto más de un vez, aunque la lógica deportiva (otro concepto confuso) suele imponerse.

En Madrid, están ahora en los minutos de la basura. Hoy me he enterado que la huelga del servicio no afecta al vaciado de los contenedores, a la recogida clásica, y que son los barrederos los que escoba en alto protestan y, para reforzar su posición, rompen bolsas y lo ponen todo perdido. Mal hecho, aunque mejor hacer el guarro que partirle la cara a alguno de los empresarios que quieren echarles a la calle o bajarles el sueldo, según los casos.

La huelga da para muchas reflexiones, todas inútiles en este foro. La primera, nos confirma que en todas las casas cuecen habas. Estas protestas, que cobran hasta interés internacional, van rotando por el globo: Madrid, La Coruña, Jerez de la Frontera, Nápoles, Maryland…  y sólo prestamos atención a las más próximas. En segundo lugar, cabe el análisis sobre la actitud de las empresas cuando optan a los concursos, sus ofertas a la baja y la imperiosa necesidad de éstas de hacerse con contratos millonarios que luego son muy difíciles de cumplir. Las derivadas de lo laboral son incontables: el debate entre lo público y lo privado, los sueldos miserables, el respeto a la dignidad de las personas que recogen lo que tiramos… Lo mejor será que cada uno de guise sus conclusiones.

La basura es como la economía, nadie sabe qué hacer con ella. Nos preocupamos por nuestra bolsa maloliente pero tenemos millones de toneladas de basura espacial, residuos sanitarios, de la construcción, inmensas islas de plástico en el mar… Llevamos nuestra basura informática a África, lanzamos los bidones radiactivos al mar, enterramos en hormigón centrales nucleares, nos olvidamos de Fukushima (todos menos Rajoy) y, en Gipuzkoa, donde el debate no se agota, van a pagar 8 millones de euros para que las empresas que estaban encargadas de ello no construyan una incineradora. Vaya m… Ahora un poco de música, de Garbage, que no es basura precisamente.

Anuncios

Acerca de Óscar Torres

Suceso, casualidad, oportunidad, problema... Son tantas las acepciones de caso, que me vienen todas bien. Éste es 'El caso Torres', al estilo de las mejores novelas negras. Mi caso o ni caso, según convenga al visitante.
Esta entrada fue publicada en Todo lo escrito y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Minutos de la basura

  1. Pingback: Ejército de chatarra | El caso Torres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s